Joan Riera prevé un crecimiento de hasta un 10% en las ventas con respecto al año anterior. FOTO: Periódico de Ibiza y Formentera.


FUENTE. PERIÓDICO DE IBIZA Y FORMENTERA, 18 JUNIO 2016

Adrián Moreno

Sa Punta des Molí acogió ayer la presentación de la marca ‘Sabors d’Eivissa’ para el pescado de roca, la gamba roja y la cigala. Unos productos de las Pitiüses que se icorporan a los ya registrados con este distintivo, como es el caso de la langosta y la sobrasada. Además, los restaurantes incorporados en el año 2016 a esta marca también fueron galardonados con una placa identificativa.

A lo largo de la presentación, los intervinientes dejaron claro que la gastronomía ibicenca tiene que convertirse en un reclamo turístico y, también, por parte de los residentes, de cara a incentivar su consumo. Una oferta que, según Joan Riera, presidente de PIMEEF Restauració, «tiene que estar en todos los sitios de Eivissa, tanto en restaurantes como en los hogares». Para poner en marcha este valor de la gastronomía ibicenca, el propio Riera comentó que entre todos los restauradores, incluido él mismo, lo tienen que llevar a cabo lo antes posible porque es necesario para la isla.

Intrusismo
La importancia de potenciar los productos tradicionales de las Pitiüses también se traslada al instrusismo en este sector. Un aspecto que tiene consencuencias graves en la autenticidad de la oferta gastronómica de la isla que ofrecen los establecimientos. Riera denunció que la abundancia del intrusismo en los productos de la isla se puede solucionar a través de dos vías. La primera de ellas, como también indicó Pere Varela, representante de la marca comercial Peix Nostrum, es que «tanto residentes como visitantes conozcan los lugares donde se ofertan este tipo de productos». Con ello, lo que se pretende es que los propios individuos sepan identificar lo que es un pescado auténtico del que no lo es. Por otro lado, Riera no descartó la opción de comenzar a multar y denunciar.

A pesar de esta delicada situación que vive actualmente el producto tradicional de Eivissa, cada vez se suman más establecimientos con el objetivo de potenciar la marca ‘Sabors d’Eivissa’. Durante esta jornada se premiaron a seis restaurantes de la isla que se incorporaron a la marca en el año 2016: Sa Brisa (Eivissa), Cala Carbó (Sant Josep), Can Cires (Sant Mateu), Lips Reartes (Platja d’en Bossa), Es Nàutic (Sant Antoni) y Oleoteca (Santa Eulària).

Con todo ello, el propio Joan Riera prevé un crecimiento aproximado de hasta un 10% en las ventas con respecto al año anterior.