SERVICIOS DE ASESORAMIENTO

Para dar un mejor y más completo servicio a las empresas asociadas, PIMEEF se estructura funcionalmente en Departamentos

¿Quieres formar parte de PIMEEF ?

Entrevistas de Diario de Ibiza y Periódico de Ibiza y Formentera a la nueva Presidenta de la Asociación de Bares, Restaurantes y Cafeterías de PIMEEF. FOTO: Periódico de Ibiza y Formentera.

FUENTE: DIARIO DE IBIZA, 21 JUNIO 2020

Verónica Juan Spiteri: «Si llegamos al 40-45% del turismo de otros años podemos dar gracias»
Tras ocupar en los últimos años la vicepresidencia de la asociación de bares y restaurantes de la Pimeef, Verónica Juan Spiteri releva a Joan Riera, de Ca n'Alfredo.

Eugenio Rodríguez - Eivissa
Tras ocupar en los últimos años la vicepresidencia de la asociación de bares y restaurantes de la Pimeef, Verónica Juan Spiteri releva a Joan Riera, de Ca n'Alfredo, y se convierte en la primera mujer que toma las riendas de este sector. Critica que «la falta de previsión» del Gobierno central ante la crisis sanitaria causa incertidumbre a los empresarios, y, subraya, «eso es lo peor» que puede ocurrir. Reclama «responsabilidad» a los ciudadanos porque «la pandemia no se ha superado» y habrá que «convivir con ella hasta que haya una vacuna».

-¿Qué porcentaje de restaurantes, bares y cafeterías calcula usted que ahora están abiertos?
No lo sé. A finales de este mes o principios de julio vamos a hacer una encuesta. Es importante conocer este dato. Hemos preferido esperar un poco porque todo cambia de una semana a otra. En el diario se ven páginas enteras de negocios que anuncian su apertura. La gente se está lanzando.

-¿Y cuántos establecimientos que funcionan todo el año cree que cerrarán tras el verano?
Esto tampoco lo sé. Si tuviera una bola de cristal... Depende de la viabilidad de cada empresa.

-¿Cómo están funcionando los establecimientos abiertos?
Hubo mucha alegría los primeros días. También había entonces muchos menos establecimientos abiertos. La gente iba loca por salir. Ahora hay movimiento los fines de semana pero entre semana la situación está muy tranquila. Los servicios suelen ser bajo reserva. No se ve a gente dando vueltas por la calle. Las cosas han cambiado.

-¿Y salen las cuentas?
Esta es una pregunta personal que habría que hacer a cada empresario. Va a ser complicado. Pero no sabemos lo que va a pasar la semana que viene. Imagínese que se anuncia que ha salido una vacuna. Los vuelos estarían a reventar.

-¿Hay muchos trabajadores afectados por un ERTE?
Considerando que al principio se podía abrir un 50% de las terrazas, que supone el 50% del 50% del local, sólo se necesitaba una cuarta parte del personal. Depende mucho, insisto, del tipo de establecimiento. Pero hay mucho trabajador con un ERTE.

-¿Y hasta cuándo se debería extender la vigencia de los ERTE?
Hasta que se crea conveniente. Para el perfil de nuestras empresas, más que el 30 de septiembre, sería más lógico que duraran hasta el 30 de octubre y garantizar los seis meses. Pero si es hasta el 30 de septiembre, bienvenido sea. Pero a ver en qué condiciones. Porque la última vez se cambiaron dos días después de que abrieran los primeros establecimientos. Al principio no se penalizaba por sacar a trabajadores del ERTE y luego sí. Esto ha frenado a muchos empresarios. Trabajamos con mucha incertidumbre y esto es muy malo.

-¿Son suficientes las medidas que hasta ahora ha aprobado la Administración?
Creo que nunca es suficiente.

-¿Qué echa en falta?
[se lo piensa] falta sensibilidad y previsión. Puedo entender lo que sucedió en las primeras semanas con una crisis sanitaria nunca vista. Y la prioridad, obviamente, era la salud de las personas. Pero ha faltado previsión por parte del Gobierno. Pasado un tiempo, ya está bien... que llevamos meses en esto. Nos faltan pocos días para que acaben los ERTE y aún no sabemos lo que va a pasar. Todo el mundo sabe que acaban el día 30. ¿A qué esperan? Repito: la incertidumbre es lo peor para el empresario.

-¿Y en cuanto a las administraciones locales?
Las instituciones autonómicas y locales nos han atendido en todo momento. Ha habido una comunicación muy estrecha durante el confinamiento. Ha habido mucha voluntad. Dicho esto, los consells y ayuntamientos han anunciado una línea de ayuda para empresarios pero aún no se ha publicado. Yo al menos no he sido capaz de encontrarla. Hay ciertos temas que corresponden a los ayuntamientos que son difíciles de entender, como las contratas...

-¿A qué se refiere?
Por ejemplo, la obligación de pagar la tasa de basura o el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Los ayuntamientos dicen que no lo pueden reducir todo porque, si no tienen ingresos, no pueden pagar [las contratas de basura, por ejemplo]. Ya, pero es que el empresario tampoco. No tenemos ingresos, o no los hemos tenido durante meses. ¿Y quieren en cambio que tengamos los mismos gastos? Repito que ha habido sensibilidad con muchas cosas por parte de las instituciones locales. Pero seguiremos exigiendo que se dé un paso más.

-¿Qué paso más?
Vamos a esperar a la nueva normalidad [empieza hoy] porque creemos que es importante, primero, ver publicado qué es lo que se espera del sector de restauración. No sabemos si vamos a seguir trabajando con limitaciones. Si es así, también las debe haber en cuanto a lo que se debe pagar.

-¿Cree que se están cumpliendo las medidas de seguridad sanitaria en los establecimientos?
Hay de todo en la villa del señor. Procuro desayunar cada día fuera de casa porque me gusta. He visto a gente que se lo toma muy en serio y, en cambio, en otros establecimientos no, y no he vuelto.

-¿Han dado un toque a algún establecimiento que no cumple?
No somos nadie para dar toques. Nosotros podemos sugerir. Fuimos los primeros en sacar una guía con las medidas que había que seguir y el nombre de las empresas en las que se podían adquirir los materiales necesarios. El personal de la Pimeef ha hecho un trabajo incansable. El empresario de a pie no tiene por qué saber donde buscar esa información. Para eso nos llamaban. Hemos mantenido un contacto muy fluido y constante. Al principio era más por el tema de los alquileres y los ERTE, y después por las medidas sanitarias.

-¿Qué piensa de los rebrotes que se están produciendo, como el de Pekín? ¿Le preocupa que pueda pasar aquí también?
Es un error pensar que esto se ha superado. Vivimos con la pandemia. Por eso, hay que seguir adoptando las medidas que determinen los expertos. Me preocupa más el rebrote de Alemania. Me preocupa menos ahora que hace tres meses porque se ha avanzado mucho y ya sabemos lo que tenemos que hacer. No hay que celebrar que se ha superado, sino que hay que ser un poco más responsables porque hasta que haya una vacuna tendremos que seguir conviviendo con el coronavirus.

-¿Cree que las medidas sanitarias previstas por el Govern en la entrada de turistas (formulario y temperatura) son suficientes?
No soy médico ni epidemióloga. Me gustaría pensar que si el Estado español permite que las personas crucen las fronteras es porque considera que es seguro. No voy a entrar en ello. Claro que me gustaría que entraran después de someterse a una prueba en el aeropuerto. ¿Es factible? Ahí lo dejo. Yo no lo veo. Son los expertos los que han de decidir.

-Volvamos a sacar la bola de cristal. ¿Cuántos turistas cree que pueden venir este verano?
Creo que si alcanzamos la mitad de lo que recibíamos otros años, vamos bien.

-¿Y es un pronóstico optimista o pesimista?
Me gustaría que fuera realista. No es realista pensar que vamos a pasar un julio o agosto al uso. Creo que si llegamos al 40-45% del turismo que solíamos tener podemos dar gracias.

-Su antecesor, Joan Riera, es un empresario de la restauración. Usted, en cambio, está vinculada con el sector del bar. ¿Se va a notar este cambio en la asociación?
Sí, pero no por mi vinculación con el mundo de los bares. También tengo restaurantes. Juanito ha hecho un trabajo maravilloso, pero es verdad que el cariz de la asociación estaba más enfocado a la cocina tradicional ibicenca, y la nueva junta queremos ampliar más el espectro. La junta está formada por miembros de todos los municipios y perfiles: restaurantes de playa, bares de pueblo, restaurantes de interior y turísticos? hay una mezcla de todo. Los restaurantes tienen un peso porque son los locales más conocidos, pero haremos fuerza para implicar a todo el sector, que es como debe ser.

-Sanidad ordenó el año pasado el cierre de 45 locales de restauración en las Pitiusas (uno en Formentera), la cifra más alta de Balears. ¿Qué se hace mal?
A ver, igual es que aquí se hicieron 70 inspecciones más. Son 45 [cierres] de 2.000 locales...

-Pero más que en Mallorca.
Aquí siempre ha habido mucha inspección. El criterio de Sanidad, además, cambió. Queda muy bien decir que se han cerrado 45 establecimientos, pero si ves por lo que los han cerrado? Esta es otra de las cosas que reivindicamos: si incumplen hay que cerrarlos, ¿pero 45? ¿De golpe? Es muy raro. Suena a campaña de salir a decir: todo aquel al que no le vaya el grifo de agua caliente lo cerramos. Lo sabemos todos que hay que tener agua caliente, pero se puede dar un margen para que se arregle.

-No creo que se cierre ningún local por no tener agua caliente.
Bueno... había expedientes que eran un poco livianos. No voy a entrar a valorar, ni mucho menos, el trabajo de Sanidad. Desde mi posición, lo único que puedo decir es que el reglamento de sanidad está para cumplirlo y si eso es lo que creían [que 45 locales tenían que cerrar], es lo que creían.

-Y 254 establecimientos sacaron un aprobado raspado de Sanidad. ¿No hay tanta calidad como decimos que tenemos?
Sí que la hay, y mucha. Pero hay 2.000 establecimientos.

-¿Falta control?
[Se lo piensa] Antes se trabajaba más mano a mano. Para mí la labor de los inspectores no debe ser la de sancionar, sino educar. Siempre he sido una persona de consenso y que he pensado que trabajar juntos es más productivo. Entiendo que en ocasiones no se puede hacer otra cosa que sancionar. Pero creo que a la larga es mejor si se actúa de una forma más pedagógica. Dicho esto, como todo destino turístico de éxito, hay muchísimos establecimientos que se han abierto? cuando digo muchos son muchos? solo en Platja d'en Bossa no me caigo de la moto si digo 80? que llegan, hacen una temporada y al final cambian el nombre de la empresa y se marchan. Esta gente sin ningún vínculo ni compromiso con isla es normal que no inviertan en mejoras a largo plazo. Y creo que muchas de las inspecciones han ido por ahí.

-Usted ha dicho que la parte positiva de la crisis sanitaria es la criba que va a haber con la actividad ilegal. ¿Hay mucho intrusismo en su sector?
Mucho, pero en todos los sectores, como sucede en los destinos turísticos de éxito.

-¿Qué tipo de intrusismo?
Hay muchos comedores en apartamentos, venta de comida elaborada en viviendas? hay que estar dados de alta y respetar las normas que marca Sanidad. Y todos hemos comprado. Yo misma he adquirido en una frutería unas empanadas pero al llegar a casa he pensado: pero es que no tienen ni una etiqueta de registro sanitario ni fecha de caducidad.

-¿Qué le parece la oferta de los 'beach clubs'?
Mientras cumplan la legalidad, lo veo positivo.

-El Ayuntamiento de Sant Antoni pide al Consell que regule su funcionamiento.
Ni opino ni dejo de opinar. Hay socios que tienen restaurantes en un beach club y les va muy bien. Mientras se cumpla la legalidad, nosotros no tenemos nada que decir. Al bar de la esquina no le hizo ninguna gracia que abriera un Burger King. La asociación de comerciantes, en la que tengo amigos, tendrá sus razones [de oposición], pero nosotros las nuestras.

-¿Cree que la crisis puede afectar y retrasar el proyecto de la escuela de hostelería?
Nos han dicho que no. Hay que sacarlo adelante, no sólo para que las empresas puedan contar con personal cualificado, sino también para poner en valor el empleo en el sector. Y que nuestros jóvenes tengan una vía de formación sin salir de la isla. La formación hace que uno respete su empleo, le da prestigio. Ahora más que nunca, que vendrán mal dadas, hay que dar esta oportunidad a los jóvenes.

-¿Y los empresarios se van a implicar exigiendo esta formación?
Cualquier empresario preferirá contratar a una persona preparada. A mi me ha pasado en una entrevista de trabajo que el aspirante me dijera que era camarero y no sabía lo que es un Bloody Mary. No hay mayor activo para un empresario que el personal y más si está preparado y tiene ilusión.

-¿La crisis va a provocar precariedad laboral?
Quiero pensar que no. Hay como un estigma de que el empresario es un tirano que intenta machacar al trabajador. La realidad, al menos la que yo vivo, no es así. La única manera para que funcione una empresa es que haya unidad. Da igual lo bonito que sea un establecimiento o la calidad de su equipo de música si no se sirve bien a los clientes? No hay mejor activo que el personal. Por eso vamos a estar pendientes de los ERTE para que se protejan a los empresarios y a los trabajadores.

«Nos han dicho que la escuela de hostelería no se retrasará»
La representante de restaurantes y bares de la Pimeef dice que ahora, que «vendrán mal dadas», hay que dar «esta oportunidad a los jóvenes»

-¿Cree que la crisis puede afectar y retrasar el proyecto de la escuela de hostelería?
Nos han dicho que no. Hay que sacarlo adelante, no sólo para que las empresas puedan contar con personal cualificado, sino también para poner en valor el empleo en el sector. Y que nuestros jóvenes tengan una vía de formación sin salir de la isla. La formación hace que uno respete su empleo, le da prestigio. Ahora más que nunca, que vendrán mal dadas, hay que dar esta oportunidad a los jóvenes.

-¿Y los empresarios se van a implicar exigiendo esta formación?
Cualquier empresario preferirá contratar a una persona preparada. A mi me ha pasado en una entrevista de trabajo que el aspirante me dijera que era camarero y no sabía lo que es un Bloody Mary. No hay mayor activo para un empresario que el personal y más si está preparado y tiene ilusión.

-¿La crisis va a provocar precariedad laboral?
Quiero pensar que no. Hay como un estigma de que el empresario es un tirano que intenta machacar al trabajador. La realidad, al menos la que yo vivo, no es así. La única manera para que funcione una empresa es que haya unidad. Da igual lo bonito que sea un establecimiento o la calidad de su equipo de música si no se sirve bien a los clientes. No hay mejor activo que el personal. Por eso vamos a estar pendientes de los ERTE para que se protejan a los empresarios y a los trabajadores.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++

FUENTE: PERIÓDICO DE IBIZA Y FORMENTERA, 21 JUNIO 2020

Isaac Vaquer
A pocos días de que se inicie esta ‘nueva normalidad’ que el Gobierno ha enunciado en su programa de fases, Verónica Juan Spiteri (Ibiza, 1972) ha cogido las riendas de Pimeef Restauración, principal patronal del sector.

—Coges el testigo de la asociación en un momento complejo, ¿por qué ahora?
Las elecciones estaban en el horizonte desde hacía tiempo pero se fueron retrasando y luego llegó la pandemia de Covid. ¿Es un momento complicado? Sí, si que lo es, pero eso me hace cogerlo con más ganas si es posible. No me asustan los retos.

—¿Cuáles son tus mayores preocupaciones como presidenta en este momento?
Me preocupa mucho el invierno, porque las repercusiones económicas van a ser muy duras. En nuestro sector hay mucho autónomo, mucho pequeño empresario. No se está llevando al día todo el tema de los ERTE técnicamente, todo está tardando mucho en materializarse. Estamos todavía a expensas de lo que pase esta temporada, pero ya vemos que el invierno será duro.

—Entiendo que es porque el verano suele ser el grueso de las ganancias, ¿verdad?
El verano es el ingreso. Hay varios asociados que son restaurantes de todo el año, pero aún así ellos no pueden comparar lo que es la rentabilidad de un fin de semana en invierno a lo que es en verano. Sino se hace dinero en verano, tampoco da para mantener el restaurante en invierno.

—Respecto a los ERTE, ¿cómo veis el panorama para el sector?
Nosotros empezamos con unas reglas, los trabajadores estaban en situación de ERTE y podías recuperar a los trabajadores a medida que te hacían falta. Esto era lo que nosotros sabíamos a día 11 de mayo, que es cuando empieza la fase 1. Los más valientes se lanzaron a abrir, con el 50% de las terrazas. El día 13 resulta que no, que ahora si sacas a alguien del ERTE, la medida solo te exonera del pago de una parte de la Seguridad Social. Una medida que, vista para una fábrica grande, es beneficiosa. Tienes que poner en marcha tu fábrica con todo. Pero para el sector que yo represento ha sido un desastre. Porque aquel que dijo que se lanzaba y abría y si no funciona vuelvo al ERTE, ya decidió no abrir. Los que abrieron con terraza al 50%, no tenían clientela como para poner en marcha a toda su plantilla. El interior no se podía usar. Entonces si decidía poner a trabajar a uno de cocina y alguien sirviendo ya era un problema, porque eso implicaba pagar una parte de la seguridad de los que quedaban en ERTE y no había ingresos. Esto se nos dice una vez que ya nos habíamos puesto en marcha. Es algo que no tiene nombre.

—También reclamáis que los ERTE por fuerza mayor se extiendan en el tiempo.
La fecha de 30 de junio la estableció el Gobierno hace meses. ¿De verdad que no han tenido tiempo de revisar esto? Estamos a 10 días y todavía no sabemos lo que va a pasar. La incertidumbre para el sector empresarial es muy poco rentable.

—¿Cómo se ha llevado este tema con las instituciones?
El Govern está hablando y ha trabajado mucho. Hemos contado desde el principio con el apoyo del Govern. Esto es importante que se sepa. Todas las instituciones, a nivel local, insular y autonómico han trabajado duro. Han sido muchos sábados por la tarde de reuniones virtuales con los responsables de Turismo de Mallorca y compañeros de patronales. Estábamos confinados pero trabajando para intentar arreglar esto. Pero es hora de pedir explicaciones. Tienen nuestra vida en sus manos y esto ya no es viable. A 10 días no saber cómo va a resolverse este tema clama al cielo.

—¿Ya ha iniciado las reuniones con instituciones? ¿Qué piden?
Llevamos días con rondas con los diferentes ayuntamientos. Llevamos tiempo trabajando, desde antes de mi nombramiento. Cuando salió el tema de las terrazas pedimos la ampliación de la ocupación de la vía pública, la exoneración de las tasas, estamos viendo como se trata el tema de las tasas basuras, aplazamientos del IBI… son temas que se refieren a la necesidad más inmediata que es la liquidez. Después ya atacaremos otras cuestiones.

—Tras la vuelta a la actividad algunos negocios empezaron a trabajar con mamparas y medidas, cuanto menos curiosas, ¿qué pensó?
Yo fui de las primeras que recomendé esperar. Ya lo pasamos con la ley antitabaco. Todo el mundo se gastó un dineral en preparar los establecimiento y al final la cambiaron. Entonces, viendo esto, recomendamos esperar y ver qué se publicaba. Respecto a las medidas que luego se impusieron, bueno, yo estaba muy contenta de que nos dejasen salir. Entonces, si eso era lo que había que hacer para tomarse un café, pues eso se hará. No nos olvidemos que hace poco estábamos todos confinados en casa.

—¿Qué cambios ha notado entre los consumidores?
A mí lo que más me apena es la ausencia de contacto físico. Los abrazos y los besos, tan mediterráneos. Hay menos interacción, la gente duda si acercarse, si no, hasta dónde. Veo a la gente muy concienciada respecto a la limpieza de manos, seguir los flujos de entrada y salida o esperar a que te sienten. Son temas que vamos a tener que incorporar a nuestro día.

—Una aplicación de reservas para restaurantes decía hace poco que se había producido un incremento en las reservas, ¿han notado esta tendencia?
Lo que se ha notado más es que las reservas se producen antes. Ya no vas a ver lo que pasa. Al tener aforos limitados y saber que no puedes estar rondando por el restaurante o el bar, hace que la gente quiera ir a tiro hecho. Tengo la reserva a tal hora. Sobre todo en los restaurantes, donde suele venir todo el mundo con reserva previa.

—Juan Riera, el anterior presidente, trabajó mucho para impulsar el uso del producto local, ¿seguirá esta línea?
Definitivamente. Es una de nuestras señas de identidad. Las campañas de Sabors fueron impulsadas por la Pimeef en su día y es una línea de actuación maravillosa en la que se ha hecho una gran labor entre todo el equipo. Seguirá siendo uno de nuestros caballos de batalla seguro. Ahora más que nunca tenemos que estar unidos la restauración y los productores.

—¿Que otros hitos tiene en el horizonte como presidenta?
Uno de mis hitos es que Pimeef Restauración sea un enlace entre los empresarios y las instituciones. Quiero que sea la voz del empresariado de restauración en Ibiza. Ya somos el más representativo, pero quiero seguir trabajando con mi equipo para hacerlo aún más fuerte. Tenemos muy presente el tema de la escuela de hostelería que vamos a seguir empujando para ponerla en marcha. Sobre todo ahora es importante darles una salida profesional digna a nuestros jóvenes. El tema de poder dar una formación para empleos que tantas veces se realizan sin formación alguna dignifica al sector. Había otros proyectos, pero se han visto afectados por la Covid-19 y los tendremos que posponer.

—¿Qué aportará al sector esta escuela de hostelería?
Sobre todo dignificar el trabajo. Si los empresarios pedimos que nuestro personal tenga una formación, esta escuela es fundamental. No te interesa que te llegue alguien que no sabe hacer las cosas, que no sepa pinchar un barril, poner un americano o servir bien un tequila. Entonces, es importante para nosotros dotar a esta escuela de prestigio y que la juventud de las Pitiusas quiera quedarse aquí, formarse y tener una gran salida.

—Sé que es difícil hacer previsiones, pero ¿cómo ve la temporada?
Complicada. Nosotros estamos barajando caídas 40% de beneficios, como en otros sectores. Dentro de poco llevaremos a cabo una encuesta del sector con la que podremos hacer una radiografía certera del impacto de la Covid en la restauración de Ibiza y Formentera. Esto nos dará una información importante.

—Por lo que saben, ¿qué impacto ha tenido hasta ahora? ¿Se han perdido muchos negocios?
Si de un plumazo te quitan dos meses, en muchos casos tres. Encima uno de ellos tan importante como es junio. Los números no salen. No nos olvidemos que el sector no empieza a trabajar con número medio normales a partir del lunes. Hasta ahora se trabaja a trancas y barrancas, con restricciones aquí y allá. Mucho trabajo, mucho esfuerzo e inversión por parte de los empresarios en material y formación. Que también ha sido un esfuerzo del personal para ponerse al día. No nos olvidemos de que el personal de los bares, restaurantes y cafeterías ha tenido que hacer un esfuerzo muy importante. Hay que tenérselo en cuenta. De hoy para mañana cambiaban muchas reglas y había que estar al día. Creo que el sector ha mostrado una entereza importante. Adaptarse a cambios constantes.

Contacto

PIMEEF EIVISSA

Avda. España 18-20 1º
07800 Eivissa
Tel. 971302911

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PIME FORMENTERA

Avda. de Isidor Macabich, 2-1º
07860 Sant Francesc Xavier - Formentera
Tel. 971322520

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

INFORMACIÓN DE COOKIES: Las cookies son archivos que se pueden descargar en su equipo a través de las páginas web. Son herramientas que tienen un papel esencial para la prestación de numerosos servicios de la sociedad de la información. Entre otros, permiten a una página web almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información obtenida, se pueden utilizar para reconocer al usuario y mejorar el servicio ofrecido. Mas información